8 sept. 2014

Invento

Una camiseta arrugada sobre la cama dice mucho de mi estado de ánimo.
Agotamiento.
Condenso ideas en el papel. Gotas en el cristal.
Vaho.
Egos exacerbados resbalan. Y yo sigo en mi pozo.
Nunca supe decir "sí" a la primera. Ni a la segunda.
Reflexión y decisión.
Sigo fluyendo sin buscar metas.
Pintalabios en el borde del vaso. Y yo feliz.
Abstracto, amargo y feliz.
No busques el fondo.
Sólo invento.

16 ago. 2014

Ven. Siéntate.

Te lo explico?
No es la fuerza de la costumbre. Es tu olor.
Es tu pelo sobre la almohada, desparramado como una botella de vino rota en el suelo.
No es la fuerza de la costumbre.
Es tu pantalón en el borde de la cama, a punto de caer, aferrándose como un naufrago a un trozo de madera.
Es tu mano en mi pecho, como un juramento al revés.
Es mi corazón cantando el himno de nuestro país, ese al que solo sabemos llegar tú y yo, una Tierra Media mejorada.
Es mi mano en tu rodilla, el descanso del guerrero.
No es la fuerza de la costumbre.
No.
Son tus palabras, saliendo de tu boca en un tobogán, adquiriendo fuerza en cada centímetro que recorren en su corta vida.
Que levante la mano quien piense que tú y yo somos mas de uno.
No es la fuerza de la costumbre.
Estamos a otro nivel de comprensión. Nadie sabe, todos hablan.
Quieres mas razones?
Ven. Sientate.

12 ago. 2014

Eso

Brazos laxos, manos sin fuerza.
Donde está el vigor cuando se necesita?
Un zumo con hielo son pilas.
Un día más en el infierno.
Jugando a ser mayor, manchando papeles, tocando papeles.
Si un sofá es un reino, la cosa está muy jodida.
Juntaletras de pacotilla asomado a la ventana buscando eso.
Eso.
la insoportable brevedad de una vida pesa como una losa sin inscripción.
Epitafio subliminal.
Todos llegaremos a eso.
Sigue viviendo, que no es poco.
Y buscando eso que no sabes qué es pero buscas a cada momento.
Eso.


11 ago. 2014

(Di)Vagar

La incompetencia de los que mandan me provoca cansancio extremo.
Es curioso que al mismo tiempo cada día me parezca una bendición.
Y el silencio sigue haciendo de las suyas.
De las mías, de las tuyas.
Sólo me dejo llevar. Me dejo llevar solo.
Todo es aleatorio.
Si me tumbo boca abajo me duermo.
 zzzzz
Si lo hago boca arriba, las ideas deforman mi cabeza.
Y el ruido sigue haciendo de las suyas.
Seres que están ahí arriba destrozan mi sueño.
Brisa nocturna y un libro.
Y digo yo... ¿para qué mas?
Con perderme sobra.
Contigo.

4 ago. 2014

Nada...Todo

El mago sin trucos dijo basta.
Miró al vacío y sintió amor.
Nada.
Hay días en que la cuesta arriba roza el delirio.
Sus manos decían no.
Sus pies decían no.
Su cabeza decía mil cosas a la vez.
Nada.
Su pecho albergaba más aire de lo que nunca soñó.
Buscaba sus trucos.
Nada.
El viento traía aromas de color negro.
Jaqueca y luego nada.
Y luego todo.




31 jul. 2014

Mi Prisma

Habéis intentado ser perfectos.
Habéis intentado explicar nuestro origen. Habéis matado por esas ideas.
Es posible que hayamos evolucionado. Es posible que haya un poder superior.
Y os creéis los amos del planeta.
Pero os miro y sólo veo montañas de barro.

V-E-L-O-C-I-D-A-D

Y nos comimos la noche una vez más.
Cuanto mas empujabamos, menos nos dolia. 
Nos mirábamos a los ojos y veíamos un fondo de terciopelo.
Nuestros zapatos resonaban con fuerza en la calle vacía. Me temblaba un ojo y no sabia por qué.
Jugábamos a ser los mas inteligentes, los mas listos. 
Los habitantes de ese momento de nuestras vidas nos miraban compasivos.
No me acuerdo de casi nada.
Pero veo tu rostro cerca del mío, con una sonrisa lasciva y anestesiada al mismo tiempo.
Ingeríamos fuego en vasos pequeños. Expulsábamos demonios humeantes.
Nos teletransportábamos a lugares que nunca habíamos visto.
Gente incómoda por nuestra repentina presencia.
Caras frías, puños calientes. Amor de plástico, olor a hierba recien cortada.
Y la noche pasaba tan deprisa que, en el frío amanecer, 
cuando nos arrastrábamos a nuestros escondites, 
nuestros estómagos se retorcían y nos pedían clemencia.
El tiempo era de goma, lo estirábamos cuanto queríamos.
Cuando no pudimos más, lo soltamos. Tremendo impulso.
Y mira donde hemos aparecido.
 

Gato Pardo

No sé si fue un eclipse, o un apagón.
No sé. Quizá cerré los ojos.
Se hizo dueña y señora.
No sé.
El caso es que me quedé a oscuras.
Soy igual que tú.


30 jul. 2014

Reiniciando

Duele al salir, como un cálculo... 
Los matemáticos vivirán con dolor?
Liberación. Viviendo en Neptuno todo es más fácil. 
Juntar momentos, respirar y sentirse pequeño/grande.
Difiero en todo con todos. A veces. Casi siempre. 
No.
Visión borrosa en la calle. Calles borrosas en la visión.
Mi prisión. Esa en la que vuelo libre. 
Esa a la que he vuelto, 
ahora que Él ha apartado la vista de nuevo.
 Hola.



7 dic. 2011

Todo está bien

Hay luz en el pasillo. Ya no estoy solo.
Mi casa ya no huele a número uno.
Hago la cama pensando en ella.
Deshago la cama pensando en los dos.
Huele a café en los rincones de mi maltrecho corazón.
Jugando a ser mayor la vida es más amarga, más dulce.
Hay un futuro.
Y me digo a mí mismo que por qué no.
Que mañana será mejor que hoy, y no peor.
Por fin.

17 ago. 2011

Yo no practico el olvido

...Y casi por casualidad, atracaste en mi pequeña vida.
Había oído de tí, sabía que eras grande, auténtica.
No nos hizo falta mucho tiempo para hacernos compañeros de existencia.
   Y así, hemos regado conversaciones, besos y abrazos con licores añejos,
nos hemos sentado a descansar en el suelo 
con regusto a melocotón en la boca,
hemos compartido pedacitos de nuestras almas,
mientras unos venían y otros se iban.
Casi siempre nos separan millones de gotas de agua,
millones de palabras.
Sabes que no soy perfecto, 
que soy así, olvidadizo y despistado.
También sabes que te quiero, que siempre me acuerdo de tí.
Imposible no recordarte, 
sabiendo que todos nosotros nos sentimos mejores personas cuando nos sonríes.
Quiero que sepas que contigo, yo no practico el olvido.
Mi pequeña hermanita de la roca.

(Dedicado a Belén) 


 

13 ago. 2011

Reflejo

Mi reflejo en el espejo me grita.
Estuve jugando a ser mayor.
Ahora que soy mayor, quiero volver a los dibujos de la tarde en la tele.
A verte jugar a las muñecas sentada en la acera.
Tan pequeña, tan grande.
Estuve mirando por la ventana para ver si te veía.
Para ver si el tiempo corría hacia atrás.
Pero me vi reflejado en el cristal y vi otra cana.
Hago de tripas corazón para mirarme otra vez.
Vuelve a gritarme.
"Corre hacia atrás, huye de la responsabilidad!"
Lo miro, apago la luz.
A quién pretendo engañar? Mi reflejo sigue ahí.
Ése soy yo.




9 ago. 2011

Filtros

Y qué mas da la ropa?
La vida que late debajo es más interesante.
Y el papel que cruje en el bolsillo del pantalón que viste esa piel suave?
No valdrá nada cuando nos despojemos del materialismo que nos cubre.
No mires más mi fachada. No me pases por tu scanner visual.
Deja de comportarte como una mesalina sin alma.
Yo solo te miro a los ojos. Sin rayos X, sin luz negra.Y sigues sin darte cuenta. 
Es más fácil que toda esa mierda. 




8 ago. 2011

Silencio

Oigo un zumbido.
No sé si el silencio suena así o es que no existe.
Me callo. Intento hablar, pero no puedo articular palabra.
Es Majestuoso.
A veces no os oigo. Será porque no estáis aquí?
Me tapo los oidos y grito!!!. La eterna pregunta...
Si yo no me oigo, hay silencio?



Y ese árbol cayó en el bosque, y le grité a mi sombra, y seguí sin oir otra cosa que el silencio.


Ssssssshhhhh...



Virtual

Los tiempos han cambiado. Hay nuevas filosofias.
Puedo pedirte perdon por medio de un chat, puedo decirte que te quiero por medio de un movil.
Las cuencas de los OjOs de nuestras almas estan vacias.
Por suerte me queda la realidad palpable de tus caricias. Del aleteo de tus pestañas haciendome cosquillas en la frente.
Podemos hablar sin articular palabras, solo mOvIeNdO los dedos.
Pulso uno "H", pulso uno "O", pulso una "L", pulso una "A".
¿Y la calidez de tu mano contra la mia? ¿Y la magia de tus labios en mi mejilla?
Al final todos nos rendimos a la evidencia.
Al final he acabado vomitando mis ideas sobre 58 teclas.
Y la gratitud virtual ya no me reconforta.
Abrazame.

Depende

Yo también dibujo círculos imperfectos.
Y también me paso de listo.
Soy creyente, soy escéptico.
Todo depende del prisma por el que miras.
Y me gustaría tener un caleidoscopio, pero hay cosas que se me escapan.
Quizá podría hacer que mi dolor explotara en partículas minúsculas, y seguir utilizando palabras esdrújulas hasta que desapareciera. Quizá no.
Hay cosas que me gusta intentar, hay cosas que dejo como están.
Depende.

7 ago. 2011

Tiempo

Yo era feliz y pequeño durmiendo con mi hermanita en la misma habitación.
Y de repente miré mi mano y tenía un cigarro medio consumido, y jugaba a los oficios con papel moneda de por medio.
Sentado en la acera me arrancaba la costra de una herida en la rodilla, despacio, muy despacio.
Y de repente me encontré acariciando la parte anterior de tu muslo con mi nariz.
Inexorable, lento, constante, como una canción de Sade. He pasado de amar el viento en mi espalda sudorosa a morir por escuchar otra vez el punteo de una guitarra.
Untaba la mantequilla en la parte superior del bocadillo.
Y de repente me encontré venerando el veneno de tu sonrisa, mirando de cerca el rimmel de tus ojos y pensando en nuestra descendencia.
Forzábamos la máquina, nos sentíamos dioses, éramos angeles.
Y el peso de la responsabilidad nos ha atado al suelo de este mundo puto hastiado de nuestras risas.
Te miraba a hurtadillas en el recreo y sentía calor en las mejillas, en el vientre.
Te miro de frente a los ojos y hundo mis uñas en las palmas de las manos para contener el beso que te mereces.
Escribía "roma" en los árboles de al lado de tu casa para que nadie supiera que había que leer al revés esa palabra.
Había que leerla al revés, tenías que leerla al revés.
Pero no la leíste, el tiempo te ha dejado atrás y ya no sabes quién soy.
Yo era feliz y pequeño, he parpadeado y todo ha cambiado.
Mas sigo funcionando igual. Como el tiempo.
 
 

Dejarse llevar

Dicen que el fin del mundo se acerca.
Y yo me siento mal por lo feliz que soy.
Dices a mis espaldas que soy un insulto a tu inteligencia.
Y yo me siento bien por romper tus esquemas.
Nunca he estado mal del todo. ¿Tocar fondo? No me suena.
Pero a veces siento odio. A veces soy como afeitarse sin espuma.
Desagradable y peligroso.
Y se me pasa tan rápido que ese sentimiento se asemeja a un mal sueño.
Cojo aire, lo suelto. ¿Es malo que en ocasiones ese acto no sea reflejo?
Hablo solo, y las palabras rebotan en las paredes. Entran en mi cuerpo como una penitencia.
Creo que pienso demasiado. Dejarme llevar es mi quimera. Una vez lo hice. Casi te pierdo.
Necesito un tiempo de clausura. Cuatro paredes, una hoja en blanco. Prisión consentida.
Y vuelvo a pensar en el lunar de tu pierna.
En mi mundo soy Dios, necesito crear vida para no estar solo.
Una canción, dos canciones, media hora, un café.
Dejarme llevar es mi quimera. Mi batalla personal.
Lo confieso. A veces intento no respirar.
Y se me pasa tan rápido que ese sentimiento se asemeja a una pesadilla.
Da gracias por que no me deje llevar. 
Por eso sigo aquí.

Animales humanos

Échamelo en cara. Sé que lo hice mal.
Pero soy humano, pequeña.
Soy humano, como la mirada de un perro cuando lo golpeas. Como la feliz ignorancia de los pingüinos.
Y me repites una y otra vez que ojalá no hubiera pasado.
Pero eres humana, pequeña.
Eres humana, como el grito del viento cuando se cuela por la persiana.
El error continuo nos diferencia de otras especies. Deberíamos saborearlo en vez de lamentarnos.
Sentirnos vivos por errar.
Pero somos humanos, orgullosos e imperfectos.
Presuntuosos como el bostezo de una pantera, grises como la vida de un reptil.
Y me miras como si estuviera loco. Porque amo de manera incondicional, como ellos.
No importa el pasado. No miran virtudes, defectos.
Su techo es el cielo que estamos destruyendo.
Y no nos odian. No nos temen. Pero nosotros a ellos sí.
Porque somos humanos, pequeña.
No sabemos unirnos para siempre, sin pensar en nada.
Son mejores que nosotros.

Moléculas

No hace falta que me toques.
Miras. Sonríes. Se reaviva la llama.
No necesito un aliciente. Tú haces que la vida misma lo sea.
Ya no puedo ser neutro. Imparcialidad? No sé de qué coño me hablas.
Soy de tu bando, de tu equipo. Soy de los tuyos.
Ya no es amor, es otra cosa. Nadie sabe de qué va esto.
Juguemos. Ganemos o perdamos, mañana está lejos.
Carpe diem en palabras de neón.
Pasión.

6 ago. 2011

Susurros

Bajé la mirada y vi flotar el hielo. Escuché flotar las palabras.
Qué pasa con tu voz?
Tú no hablas así, tú eres mágica.
Sonó un móvil. Miré a la chica del vestido negro.
Ya te habías ido. Solo se escuchaba el barullo de la gente.
Pensé en susurrarte que volvieras, para que te giraras desde el otro lado de la calle y me miraras.
Lo lancé al aire. Tú no te giraste. 
Se había roto el vínculo.
Lancé el vaso a la pared. Estalló en las miles de cosas que quería decirte para que no te fueras.
Me invitaron a irme. Nadie medió para que me quedara.
Susurré a la gente que allí había que me ayudaran, pero nadie escuchaba mis susurros salvo tú.
Me di cuenta de que ni siquiera tú los escuchabas ya.
Me fui a la guarida del mago sin trucos y me dormí pensando en el viento.

22 dic. 2010

Un mal día.

Hoy he tenido que sonreír.
A veces duele.
Como respirar despacio después de una carrera.
Amigos van y vienen, sólo quedan los mejores.
Tu amor se queda impregnado, como el olor de tu pelo.
Mi isla desierta, me salvaste la vida.
Y aún así, hoy quería desaparecer antes de que cayera el sol.
Es difícil forzar el rictus con un techo de nubes.
Un cartel donde ponga "FIN", por favor.

21 dic. 2010

Ideas

Estoy huyendo, pero no sé de qué.
Afuera llueve, y aquí dentro huele a mojado.
Mis labios están secos.
No me gustan los gritos. Silencio. Bendito silencio.
Respirar paz en el salón.
Ideas sueltas recorren mi cerebro como un relámpago de nube en nube.
Sólo quiero escribir y arrancarme esto del pecho.
Te miro y veo el sol. Miro al suelo y veo un acantilado.
No estoy tranquilo.
Ya no juego a nada.


15 dic. 2010

Desconectado (2009)

Y cómo decirte que cuando te miro pienso que sólo te faltan las alas y la corona sin que te pienses cosas raras...
Y cómo escribir un poema de amor en tiempos de desamor...
Me pierdo en un pasillo recto de 10 metros.
Creo que podría arrancarme el pecho y quitarme esta sensación. Pero sólo me queda mirar al techo y rezar a un dios que yo he inventado.
Me he sentado en el suelo pensando en una canción que nunca cantaré. Y si me vuelvo loco, tú serás la primera persona en saberlo.
Ayer estuve jugando a comer sin hambre. En tiempos oscuros la comida sabe a ceniza.
Se me ha olvidado cómo se mide el tiempo.
Y mi casa es una cárcel.
Así que juego al escondite con mi sombra, que siempre esta ahí.
Pero es como hacer solo una cama de matrimonio, aburrido y costoso.
Por lo que me he desconectado y no estoy para nadie.
Buscadme en un par de días en la orilla del rio Resaca.

14 dic. 2010

Dios no está mirando

Ahora podemos moldear las palabras.
Ahora podemos tener, al mismo tiempo, el valor y el miedo de hablar libremente.
Podemos dejarnos llevar, que el azar nos guíe.
Ser felices, estar tristes.
Posar nuestros pies en el suelo y dejarlos libres, sin rumbo, sin zapatos.
Atar nuestras ideas y miedos a una farola mientras nos tumbamos a mirar el cielo.
Atrevernos a atrevernos a ser atrevidos.
Romper cosas, arreglar lo roto.
Hacer lo que queramos.
Ahora podemos ser traviesos.


12 dic. 2010

Ya no te acuerdas

Noté como te hundías, no sé si fue empatía o telepatía.
No pude tenderte mi mano. Ya me había ido.
Era imposible llegar.
Y yo seguí con mi pequeña vida, ajeno a tus heridas sin cicatrizar.
Me llamabas. En silencio me llamabas. Pero yo nunca fui muy bueno captando señales.

Como un barco sin amarrar, te fuiste, te fuiste, te fuiste...

Ya no te acuerdas de mi.


(Dedicado a todas esas personas a las que fallé en alguna ocasión)

11 dic. 2010

A veces

Algunas veces intenté guardar tu aliento en mi boca.
Tener tu sabor para siempre.
Pero se diluyó, como azúcar en agua caliente.
Algunas veces intenté ser perfecto.
Tener tu aprobación para siempre.
Pero siempre había algo que truncaba mis intenciones.
A veces me enfado, a veces me alegro.
A veces huele a ti. A veces miro esas fotos y sonrío.
A veces te echo de menos.
Pero siempre vuelves, como los fantasmas del dolor.
Tú no eres un fantasma. No me dueles.
A veces pienso en nosotros.
A veces pienso.
A veces.

8 dic. 2010

Mis manos

Sigo posándolas en mis rodillas. Una vieja costumbre.
Últimamente dejan caer cosas mas a menudo. Olvidan recogerlas.
Me gustan. Parecen débiles, mas pueden ser firmes.
A veces tiemblan. Nunca se olvidan de tocarte.
Fieles compañeras.
Juegan entre ellas cuando los nervios llegan a molestar con su sensación de vacío.
Mis amigas.
Frías y alerta. Siempre prestas a una caricia.
Son mi pequeño tesoro.

3 dic. 2010

Intento escribir una canción

Me he reflejado en ese lago oscuro y he muerto.
Frio y oscuridad. Un largo camino. Una cancion que se repite una y otra vez.
Un torbellino de nervios.
Hace tiempo que no me siento asi, cual es el detonante de todo esto?
La musica se para y disimulo para llevarte a mi territorio. Te atrapo en mi papel y tu ya no quieres escapar.
Siento frio en mi rostro y las manos me sudan.
Aun no quiero despedirme de ti, pero queda mucho camino. Tendremos que dejarlo para otra ocasion.
Las farolas iluminan mis pasos mientra busco la inspiracion, pero ahora no se como volver a ti.
Hay demasiadas cosas que invaden mi pensamiento, y no se como canalizarlas para encontrarte.
Pero quiero que regreses y me llenes de nuevo.
Desde que te encontre no he podido dejar de pensar en ti e intentar darte forma en mi cabeza.
De repente estas tan lejos...
Y yo sigo aqui, esperando mi momento, muerto en vida porque me corroe la incertidumbre.
Sigues ahi o ya no podre encontrarte?
Has estado tan cerca, y ahora no se si volvere a verte.
Dejemos que hable el destino.